• Gestión de la claridad y estructura del contenido del curso: Análisis de participación

    Un curso bien estructurado es la clave para crear una experiencia de enseñanza estructurada para tus estudiantes. En este artículo revisaremos técnicas para autodiagnosticar tu curso. Trataremos sobre micro y macro estructuras, de clases individuales a secciones, hasta el programa del curso en su totalidad.

    A continuación, analizaremos algunas estrategias para actualizar tu claridad y organización: hemos dividido esa sección en Aprendizaje rápido y Tratamiento completo. Los aprendizajes rápidos, como su propio nombre indica, son formas rápidas de aumentar drásticamente la calidad de la experiencia del estudiante en tu curso. Para aquellos instructores con dedicación plena que quieran implicarse más profundamente y llevar su curso al nivel más alto, analizaremos actualizaciones de mayor entidad en Tratamiento completo.

    Claridad y estructura del contenido del curso

    Los instructores con éxito hacen esto

    Estas son algunas de las prácticas recomendadas que los instructores han utilizado para proporcionar a sus estudiantes un contenido del curso claro y bien organizado:
    Estructura del curso

    • Trata solo un concepto por clase. No trates de abarcar demasiado en una sola clase. Que sea simple, cíñete a un concepto en concreto y trata 3-5 aspectos de ese concepto.
    • Trata una habilidad por sección. Da a los estudiantes la posibilidad de progresar después de unas pocas clases. Una sección debe contener 3-5 clases y centrarse en ayudar a los estudiantes a adquirir una nueva habilidad importante.
    • Asegúrate de que tus secciones abarcan todos los objetivos establecidos del curso. Aunque cada sección debería ayudar a los estudiantes a adquirir una nueva habilidad, todas las secciones en conjunto deberían contribuir a aportar todas las habilidades que tu curso promete. Por lo tanto, asegúrate de que tu contenido se corresponde con los objetivos declarados del curso.
    • Dirígete constantemente a tu estudiante objetivo. Asegúrate de que el contenido de tu curso esté diseñado teniendo en mente un estudiante objetivo y dirígete directamente a él.

    Claridad de las explicaciones

    • Incluye un resumen en cada clase. Empieza o termina cada clase con un resumen de lo que los estudiantes deberían aprender en dicha clase.
    • Controla lo que tus estudiantes ven. Los estudiantes valoran que los instructores amplifiquen o destaquen visualmente la parte de la pantalla más relevante para lo que están diciendo. Si se trata de vídeos en directo, trata de superponer palabras clave, congelar fotogramas o utilizar un telestrator.
    • Evita desviarte del tema. Evita hablar de temas relacionados que no resulten estrictamente necesarios o relevantes para el tema de la clase.
    • Explica todo el vocabulario específico. Siempre que introduzcas un término que puede ser nuevo para los estudiantes, defínelo en el contexto del concepto que estás explicando.

    Si ya estás haciendo todo lo anterior, ¡buen trabajo! Si deseas probar estas sugerencias o introducir mejoras en esta área de tu curso, aquí tienes algunos pasos que puedes dar para conseguir que el aprendizaje de tus estudiantes sea una experiencia fantástica.

    Aprendizaje rápido (2 horas o menos)

    Crea una clase de introducción (si aún no tienes una) o vuelve a grabar una nueva clase de introducción que responda a las siguientes preguntas para los estudiantes:

    1. ¿Para quién es este curso?
    2. ¿Qué voy a aprender y por qué?
    3. ¿Por qué eres el instructor adecuado para aprender?
    4. ¿Este curso va a ser interesante o divertido?

    Utiliza este artículo para obtener un guion de ejemplo que puedes adaptar para tu curso, así como un proceso para obtener opiniones sobre la estructura de tu introducción.

    Tratamiento completo (aborda la mayoría de las dudas del estudiante)

    Si realmente quieres asegurarte de que tu curso sea todo lo claro, organizado y práctico posible, esto es lo que puedes hacer.

    Paso 1: Etiqueta el contenido del curso
    Revisa tu curso y cada sección:

    • Identifica el concepto cubierto en cada clase.
    • Identifica la habilidad cubierta en cada sección.

    Paso 2: Introduce cada sección
    Elabora una nueva clase para cada sección donde:

    • Presentas el objetivo principal de la sección.
    • Describes lo que los estudiantes deben aprender de cada clase en esa sección.
    • Te aseguras de que estas clases introductorias sean claras, concisas y organizadas, evitas el vocabulario específico y la información secundaria. Utilizas vídeos en directo siempre que puedas..

    Toma ventaja en tu próximo curso

    ¿Quieres que te resulte más fácil organizar y presentar un contenido claro en tu siguiente curso? Echa un vistazo a nuestro artículo Formación estructurada, así como a este artículo, que explica cómo puedes obtener opiniones sobre el esquema del curso.

    Leer el artículo
  • Gestión del desempeño del instructor: Análisis de participación

    Si los estudiantes no te consideran un instructor creíble y seguro, no disfrutarán aprendiendo contigo. Tu desempeño es importante, porque si los estudiantes no pueden seguirte, es imposible que aprendan de ti. En este artículo veremos cómo hacer un autodiagnóstico de tu curso para conseguir credibilidad, confianza y desempeño. Sabemos que puede ser difícil ponerse delante de una cámara y por eso disponemos de muchos pasos claros y prácticos que te facilitan el proceso y lo hacen más viable.

    A continuación, analizaremos algunas estrategias para actualizar tu credibilidad, confianza y desempeño: hemos dividido esa sección en Aprendizaje rápido y Tratamiento completo. Los aprendizajes rápidos, como su propio nombre indica, son formas rápidas de aumentar drásticamente la calidad de la experiencia del estudiante en tu curso. Para aquellos instructores con dedicación plena que quieran implicarse más profundamente y llevar su curso al nivel más alto, analizaremos actualizaciones de mayor entidad en Tratamiento completo.

    Tu credibilidad, confianza y desempeño

    Los instructores con éxito hacen esto

    Estas son algunas de las prácticas recomendadas que los instructores han utilizado para proyectar confianza, dar instrucciones claras y generar confianza mientras implican a los estudiantes:

    Impartición por parte del instructor

    • Habla con claridad y evita pronunciar mal las palabras. Si los estudiantes tienen dificultades para entender al instructor, dejan comentarios negativos. Evita los malentendidos de los estudiantes hablando claramente, con una pronunciación cuidada y precisa.
    • Transmite auténtica curiosidad por el tema. Tanto si es la primera vez que explicas algo como si es la vigésima, los estudiantes valoran a los instructores capaces de convencerlos de que es un tema interesante y de que vale la pena sumergirse en él. ¡Que no te dé miedo demostrar pasión por el tema!
    • Muestra entusiasmo por ayudar a la gente a dominar el tema. ¿Te gusta enseñar? Demuestra a los estudiantes que quieres ayudarles a aprender identificando sus dudas principales y abordándolas siempre que sea posible.
    • Edita el vídeo para eliminar todos los "mmm...", las pausas o los errores verbales. Evita el más mínimo error en tus vídeos. Suprime los deslices verbales, las pausas largas u otros errores que podrían distraer a los estudiantes. Estos pueden ser leves ("mmm", "ah", pequeñas aspiraciones nasales) o pueden ser graves (sonarse la nariz, tirar un objeto, salir de plano).
    • Opta por los subtítulos. Hay algunos estudiantes que agradecen poder leer las palabras del instructor mientras las pronuncia. Aunque es opcional, es algo a tener en cuenta para hacer el contenido más accesible globalmente.
    • Responde a preguntas en los foros de conversaciones. Los estudiantes informan de una mayor satisfacción con los cursos cuando los instructores dedican tiempo a contestar a sus preguntas o inician una conversación en Preguntas y respuestas.

    Si ya estás haciendo todo lo anterior, ¡buen trabajo! Si deseas probar estas sugerencias o introducir mejoras en esta área de tu curso, aquí tienes algunos pasos que puedes dar para conseguir que el aprendizaje de tus estudiantes sea una experiencia fantástica.

    Aprendizaje rápido (2 horas o menos)

    Revisa tus clases y suprime los errores evidentes, las pausas largas o la información que no sea relevante.

    1. Empieza por la primera sección, revisa tus clases y suprime las pausas largas, los errores evidentes o la información que no sea relevante. Siempre que encuentres un ejemplo de lo anterior, toma nota de la clase y el código de tiempo en esa clase.
    2. Utiliza tu programa de edición de vídeo y los archivos de vídeo maestros de cada clase para suprimir todos los errores que hayas encontrado.
    3. Sustituye los vídeos de clases en Udemy por los que acabas de reeditar.

    Tratamiento completo (aborda la mayoría de las dudas del estudiante)

    Si realmente quieres asegurarte de que tu curso sea todo lo claro y organizado posible, esto es lo que puedes hacer:

    • Aumenta tu entusiasmo. Además de suprimir los errores (en Aprendizaje rápido), identifica qué temas de tu curso necesitan un mayor contexto. ¿Hay algunas partes de la clase en las que podrías mostrar más entusiasmo, curiosidad natural o sentido del humor?
    • Actualiza tus clases. Para todo aquello que creas que puedes hacer para que tu clase sea más atractiva, vuelve a grabar o agrega algún toque de "color". Además, incluye una lista de términos clave que utilices en tus clases y enlázala a sus definiciones para obtener más contexto y ayudar a explicar cualquier vocabulario específico con el que tus estudiantes pueden no estar familiarizados.

    Toma ventaja en tu próximo curso

    ¿Quieres que te resulte más fácil implicar a los estudiantes en tu próximo curso? Utiliza nuestro didáctico tutorial de clase para que te ayude a crear clases fantásticas que los estudiantes aprecien.

    Leer el artículo
  • Adición de ejercicios prácticos y recursos: Análisis de participación

    Resumir las clases es el primer paso para crear el programa del curso. Para asegurarte de que ofreces a tus estudiantes la mejor experiencia de aprendizaje posible, asegúrate de agregar ejemplos prácticos, ejercicios y recursos que fomenten la participación de los estudiantes en tus clases.

    En este artículo veremos cómo hacer un autodiagnóstico de tu curso para saber si estás reforzando el aprendizaje de los estudiantes. No se trata solo de agregar exámenes; también veremos cómo incluir interacción a lo largo del curso.

    A continuación, analizaremos algunas estrategias para actualizar tu claridad y organización: hemos dividido esa sección en Aprendizaje rápido y Tratamiento completo. Los aprendizajes rápidos, como su propio nombre indica, son formas rápidas de aumentar drásticamente la calidad de la experiencia del estudiante en tu curso. Para aquellos instructores con dedicación plena que quieran implicarse más profundamente y llevar su curso al nivel más alto, analizaremos actualizaciones de mayor entidad en Tratamiento completo.

    Adición de ejercicios prácticos y recursos

    Los instructores con éxito hacen esto

    Estas son algunas de las prácticas recomendadas que los instructores han utilizado para que los estudiantes participen en su curso a través de ejercicios prácticos y actividades de aprendizaje:

    Ejercicios prácticos

    • Incluye un ejercicio práctico o actividad por sección. Incluye en cada sección de tu curso una actividad de aprendizaje (examen, ejercicio, proyecto o sugerencia de conversación) que ayude al estudiante a poner en práctica los conocimientos explicados en esa sección. Por ejemplo, puedes terminar una sección planteando a los estudiantes un trabajo en el que tengan que actuar en el mundo real y una sugerencia de conversación para que informen de su progreso o de los resultados de dicha tarea.
    • Describe en qué sentido es relevante la actividad. Los estudiantes quieren saber por qué tienen que hacer un examen o completar un ejercicio. Explica qué relación guarda cada actividad con el contenido y qué aprenderán los estudiantes si la realizan.
    • Relaciona la actividad con los objetivos del curso. Los estudiantes quieren saber que una actividad les ayudará a alcanzar sus objetivos. Explica cómo cada actividad que realicen les acercará un poco más a los objetivos generales del curso. Puedes hacer esto mediante un vídeo breve de presentación de la actividad (ejemplo: configuración de un examen con el contexto para las preguntas que contiene), o bien describiendo la forma en la que la actividad se relaciona con el objetivo de nivel de sección en el texto de la descripción (ejemplo: "esta actividad pondrá a prueba tu habilidad para aplicar los conceptos que acabas de aprender, incluido…").
    • Proporciona todos los recursos necesarios para cada actividad. Una de las quejas principales de los estudiantes es que no disponen de los recursos adecuados para realizar un proyecto o ejercicio. Evítalo proporcionando los recursos necesarios para que los estudiantes puedan empezar y completar todos los ejercicios fácilmente. Si la actividad propuesta es un examen, emplea preguntas de respuesta múltiple e incluye siempre comentarios para cada respuesta que pueda elegir el estudiante.


    Si ya estás haciendo todo lo anterior, ¡buen trabajo! Si deseas probar estas sugerencias o introducir mejoras en esta área de tu curso, aquí tienes algunas opciones.

    Aprendizaje rápido (2 horas o menos)

    • Piensa en tu curso y en lo que abarca. ¿Ya tienes actividades de aprendizaje que desconocen los estudiantes? ¿Dispones de 1 o 2 proyectos que podrían hacer los estudiantes durante el desarrollo del curso?
    • Si ya dispones de algún examen, ejercicio práctico u otras actividades en tu curso, informa a tus estudiantes sobre ellos y utiliza tus clases de presentación para explicarles cómo les ayudarán.
    • Si aún no tienes nada, piensa en 1 o 2 maneras en que los estudiantes puedan demostrar que aprendieron lo que les enseñaste en el curso. Por ejemplo, en un vídeo puedes pedirles que salgan a la calle y pongan en práctica lo aprendido, y después suscitar una conversación con lo que han averiguado.
    • Ofréceles todos los recursos necesarios para realizar el ejercicio (por ejemplo: una hoja de cálculo con datos en un curso de Excel, una imagen que manipular en un curso de Photoshop, o una serie de posturas que probar en un curso de yoga)
    • Crea un nuevo vídeo de presentación en el que describas las actividades que propusiste y expliques por qué son relevantes para el curso y cómo pueden sacarles el máximo provecho los estudiantes.

    Tratamiento completo (aborda la mayoría de las dudas del estudiante)

    • En cada sección del curso, crea un ejercicio práctico que incite al estudiante a poner en práctica lo aprendido con un examen, un proyecto o una conversación.
    • Utiliza los pasos enumerados anteriormente o pregunta a tus compañeros instructores en Udemy Studio si quieres alguna inspiración para la preparación.

    Toma ventaja en tu próximo curso

    ¿Quieres que te resulte más fácil diseñar actividades de aprendizaje en tu próximo curso? Utiliza este artículo para diseñar actividades de aprendizaje estupendas que aprecien los estudiantes, y asegúrate de echar también un vistazo a nuestro artículo Aprendizaje de apoyo: Estándares de calidad.

    Leer el artículo
  • Mejora de la calidad de audio y vídeo: Análisis de participación

    La calidad de audio y vídeo es una de las partes más importantes de tu curso. No tienes que exagerar con la producción del vídeo, pero debes asegurarte de que la producción técnica no distraiga a los estudiantes del contenido del curso. Si los estudiantes no te ven u oyen adecuadamente, no pueden aprender de ti.

    En este artículo analizaremos cómo hacer un autodiagnóstico del curso para detectar problemas de audio y vídeo que podrían distraer a los estudiantes de tus clases. También analizaremos algunas estrategias para actualizar la calidad del audio y vídeo: hemos dividido esa sección en Aprendizaje rápido y Tratamiento completo. Los aprendizajes rápidos, como su propio nombre indica, son formas rápidas de aumentar drásticamente la calidad de la experiencia del estudiante en tu curso. Para aquellos instructores con dedicación plena que quieran implicarse más profundamente y llevar su curso al nivel más alto, analizaremos actualizaciones de mayor entidad en Tratamiento completo.

    Tu calidad de audio y vídeo

    Los instructores con éxito hacen esto

    Estas son algunas de las prácticas recomendadas que los instructores han utilizado para gestionar la calidad técnica de sus grabaciones de clases:

    • El audio en cada clase está normalizado y es coherente. Si hay grandes diferencias en el volumen o falta consistencia en las grabaciones de audio del curso, se empobrece la experiencia del estudiante. Evita esto normalizando el audio y garantizando la coherencia entre las clases.
    • El vídeo de cada clase es HD. Grábalo todo en una resolución de 720p o superior. Si es inferior, no será válido para los cursos Udemy. Para conocer toda la configuración recomendada y necesaria de Udemy, consulta este artículo.
    • El vídeo no es demasiado claro ni demasiado oscuro. Conseguir la iluminación ideal de un vídeo no es tan difícil como parece. Utiliza la función de balance de blancos y técnicas de iluminación adecuadas para conseguir que los objetos brillen lo suficiente para ser vistos, pero no tanto que distraigan.
    • Haz que todo el texto sea legible en varios dispositivos. Los estudiantes que usan dispositivos móviles esperan ver con claridad en su dispositivo el texto y las imágenes de tus clases. Facilita que los estudiantes sigan tu curso en cualquier lugar y momento utilizando texto grande, señalando dónde tiene que mirar y ampliando la imagen cuando sea necesario.

    Si ya estás haciendo todo lo anterior, ¡buen trabajo! Si deseas probar estas sugerencias o introducir mejoras en esta área de tu curso, aquí tienes algunas opciones.

    Aprendizaje rápido (2 horas o menos)

    1. Revisa tus clases y señala las incoherencias en los niveles de audio.
    2. Normaliza el audio en las secciones con incoherencias con la herramienta de edición que prefieras.
    3. Utiliza el cargador masivo para agregar fácilmente tus nuevos vídeos al curso.

    Tratamiento completo (aborda la mayoría de las dudas del estudiante)

    1. Revisa tus clases y vuelve a grabar los vídeos que no reúnan los requisitos anteriores.
    2. Antes de grabar todas tus clases nuevas, asegúrate de enviar un vídeo de prueba para que el equipo de revisión de Udemy pueda proporcionarte comentarios sobre tu nueva configuración.
    3. Para obtener una excelente ayuda para la grabación de vídeo, consulta el curso Udemy de Wistia.

    Toma ventaja en tu próximo curso

    ¿Quieres que te resulte más fácil grabar clases de alta calidad cuando crees el próximo curso? Haz clic aquí.

    Leer el artículo